La Central de Policía fue el nexo entre todas las localidades de Jujuy. La comunicación fue una de las herramientas fundamentales del operativo.

Las áreas trabajaron en conjunto con el Juzgado Electoral y el Correo Argentino.