Por esa razón, la Dirección de Relaciones Institucionales de la Secretaría de Justicia, que depende del Ministerio de Gobierno y Justicia, inició  una campaña contra el ciberacoso, sobre todo en la promoción y prevención, entregando folleterias de alerta para abordar y prevenir de manera oportuna aquellos actos y/o conductas que constituyan un riesgo, tanto individual como del entorno de los niños, niñas y adolescentes que se vean involucrados en situaciones de ciberacoso. Teniendo presente el riesgo que esto implica y las graves consecuencias.

La doctora Gloria Aparicio, expresó que la pandemia del COVID-19, generó la suspensión de las clases y que prácticamente todos los menores de edad, o una gran mayoría, comenzó a interactuar a través de una pantalla, en forma virtual.

“Esto con el auge sobre todo de las redes sociales, creció una vida “cibersocial” a la real, para toda una familia, sobre todo para los niños, niás y adolescentes, pero en esta nueva forma de vivir, conlleva amenazas, insultos y problemas, se originan de una forma mucho más sencilla y rápida que en la vida real”.

Aparicio, recordó que el ciberbullying es cuando un niño o adolescente, es atormentado, amenazado, acosado, humillado o avergonzado por otra persona desde internet, tecnologías digitales y teléfonos móviles por eso; “El ciberbullying daña, no te calles y no te sumes”, es nuestro slogan.

Finalmente aconsejó navegar de forma segura por Internet, y fijar un horario concreto y responsable. La información que colgamos en Internet (imágenes, vídeos, etc.), una vez en la red, están fuera de nuestro control y cualquiera puede acceder a ella.

La computadora, debería estar en un lugar visible de la casa y así facilitaremos que el menor haga un uso responsable y establecer contraseñas seguras y configurar opciones de privacidad ayuda a que la información sea más difícilmente conseguida.